Imperio

Imperio en la Historia del Feminismo

Las mujeres del Imperio Británico han tenido hasta hace poco una mala prensa. Cuando no se las ha ignorado como un mero caso especial dentro de una tradición patriarcal homogénea, se las ha reducido con frecuencia a la caricatura: en el país, tontas aspirantes a filántropas del tipo parodiado por Dickens en la figura de la señora Jellyby en Bleak House, o herederas indiferentes a los orígenes coloniales de su riqueza; en el extranjero, la memsahib reprimida y racialmente arrogante, a la que se culpa en gran medida de la creciente separación durante el siglo XIX de las comunidades blancas y «nativas», o la solterona peligrosamente excéntrica, inconsciente de la ofensa que deja a su paso. Sin embargo, en los últimos cincuenta años, el papel de las mujeres en la literatura del colonialismo y el imperialismo británicos, tanto en calidad de escritoras como de sujetos de representación, se ha convertido en un tema de estudio cada vez más visible, ya que la recuperación de voces olvidadas ha permitido dar cuenta con más matices de la interacción de las mujeres con el mundo fuera de Europa Occidental.

Estas voces recuperadas son de una notable diversidad. Además de una inmensa variedad de versos y obras de ficción, incluyen diarios de viaje y memorias, algunas de gran alcance, como Up the Country, de Emily Eden, o Our Vice-Regal Life in India, de Lady Dufferin, y otras vinculadas a acontecimientos concretos, como el «Motín» de 1857; registros de exploración, como los Viajes por África Occidental de Mary Kingsley, así como de viajes menos arduos, como A Woman’s Trek from Cairo to the Cape de Mary Hall; libros de consejos prácticos como Complete Indian Housekeeper and Cook de Flora Steel y Grace Gardiner; estudios de la «vida nativa», en particular de la vida de las mujeres nativas, como Woman in India, de Mary Billington; el periodismo de la canadiense Sara Duncan, o de Flora Shaw, editora colonial del London Times; trabajos de antiguas esclavas, de emigrantes como Blanche Baughan en Nueva Zelanda o Isabella Crawford en Canadá, y de las nacidas en las colonias, como Barbara Baynton en Australia; y una masa de escritos más efímeros -folletos, cartas a la prensa, discursos impresos- de mujeres misioneras y de activistas contra el sati, el matrimonio infantil o la mutilación genital femenina.

Uno de los objetivos del proceso de reivindicación ha sido considerar a las mujeres como agentes, en lugar de como frágiles recipientes que necesitan protección moral o física frente a los pueblos colonizados y su cultura. Sin embargo, considerar a las mujeres como agentes y no como pasajeras cooptadas ha supuesto inevitablemente cuestionar su complicidad en la práctica imperial: el empoderamiento de las mujeres occidentales a finales del siglo XIX no se tradujo necesariamente en la liberación de sus homólogas de ultramar. Shaw, Kingsley y Diver eran inequívocamente imperialistas; Flora Steel hizo una campaña incansable contra la opresión de la zenana, el rechazo de las niñas y el trato a las viudas hindúes, pero también se opuso a la independencia de la India hasta que no se remediaran estos problemas. La recuperación de sus voces, entre otras aún menos conocidas, es un paso necesario en la investigación de una cuestión cercana al corazón de una historiografía feminista: en la relación de los escritores europeos con los territorios colonizados del mundo, ¿qué diferencia hizo el género?

Esta sección reúne una amplia gama de materiales primarios de Australia, Nueva Zelanda, India, Canadá y África, con escritos de mujeres emigrantes, colonas y memsahibs, así como de comentaristas feministas sobre cuestiones de imperio, raza y género. También incluye la exploración de Moira Ferguson sobre las escritoras británicas y la esclavitud colonial, el estudio de Philippa Levine sobre la regulación de la prostitución en el imperio, ensayos sobre las campañas por el sufragio femenino en todo el mundo y la colección editada por Biswamoy Pati sobre el género y la rebelión india de 1857.

Jerarquía de Imperio:

  • Colonialismo
  • Imperialismo (incluyendo Misioneros)
  • Esclavitud (incluyendo Trata de blancas)