Invierno del Descontento

Este texto se ocupa de la historia del período llamado «Invierno del descontento». El término Invierno del Descontento para el invierno de 1978/1979 en el Reino Unido proviene de las primeras líneas del drama Ricardo III de William Shakespeare: «Ahora es el invierno de nuestro descontento». A principios de 1977, para evitar la ruina financiera de su país, el canciller británico Denis Healey aceptó las duras condiciones de política económica del FMI a cambio de un préstamo de 3.900 millones de dólares. La medida de austeridad fue controvertida dentro del partido laborista en el gobierno, y el ala izquierda del partido, en particular, pidió que se abandonara después de que los beneficios de los nuevos yacimientos petrolíferos descubiertos en el Mar del Norte parecieran resolver el problema. Un mito común incluso hoy en día es que había «cuerpos alineados en las calles», escasez de alimentos y basura apilada en las aceras. ¿Por qué? Porque la historia la escribe el vencedor: Thatcher y el partido conservador se habían puesto en contra de estas protestas y de la clase media y ganaron el cargo de primer ministro después de hacerlo. Los medios de comunicación pintaron a los manifestantes como codiciosos y gobernados por los sindicatos de los que formaban parte. Hoy en día, algunos siguen utilizando «¿Quieres otro invierno de 1978?» o «¿Quieres otro invierno del descontento?» como lemas contra el partido laborista y los sindicatos.